Nueva controladora Tangent Element

 

 

 

La empresa londinense Tangent Devices acaba de sacar la controladora Element, diseñada para el manejo de varias aplicaciones.

Cuenta con cuatro paletas que son independientes y que se pueden adquirir por separado. Dependiendo de las necesidades de cada uno y de la utilidad que se le vaya a dar, o el software que se quiera utilizar, podréis crear vuestra propia controladora sin necesidad de tener más o menos controles de los necesarios. Aquí tenéis una pequeña descripción de cada una de ellas:

– Element-Tk: incluye tres “trackerballs”, que funcionan con sensores de láser óptico, y sus correspondientes anillos alrededor. Las bolas pueden ser extraídas con facilidad como en la Avid Artist Color (lo cual puede llegar a ser un incordio) . (Su precio es de 1195 $).

– Element-Bt: consiste en una botonera que consta de 12 botones dispuestos tres de forma horizontal y cuatro de forma vertical. (695$).

                 

– Element-Kb: también tiene 12 piezas situadas de la misma manera que en la Element-Bt. La diferencia es que los botones son “knobs”. ( 895$).

– Y por último la Element-Mf: Multifunction. En esta paleta se añade una cuarta “trackerball” y además tiene otra botonera con 12 piezas y 5 botones de desplazamiento. Sin duda es la más completa y si no se necesitan muchos botones podría ser muy útil junto con la Tk. ( 1095$).

También se pueden añadir otros 8 botones adicionales que se activan al pulsar Shift o Alt.

El precio de los cuatro paneles juntos es 3495$.

Una de las ventajas de Element es que absolutamente todos sus controles son programables. Esta característica nos permite que podamos ajustar todas las funciones que queramos a los diferentes botones o la las “trackerballs” y así conseguir un manejo más rápido y una mayor versatilidad. El problema de hacer esto es que puede ser que haya demasiados botones con funciones asignadas y no recordemos dónde están. Para poder identificarlos, encima de cada paleta hay unos displays (que funcionan por OLED), que indican las funciones que están aplicadas en cada botón.

La forma de conexión al ordenador es a través de un USB, sin necesidad de alimentación externa. Para conectar unos paneles con otros, al acercarlos se enganchan magnéticamente.

Aquí tenéis el enlace de la página oficial por si queréis mirar todas las características.

De momento, los programas con los que es compatible son:

– Scratch, de Assimilate (para versiones a partir de 6.1).

– On-Set-Dailies, de Colorfront.

– Yo Yo, de Yo Yotta (para versiones a partir de 3.1).

Aunque son pocos y no especialmente estandarizados (al menos en España), se está trabajando para que dentro de poco también se pueda manejar con:

– Color, de Apple. (RIP)

– Flow y Colorflow, de Cintel.

– FLEXXITY, de DFT.

– OCEAN, RAIN y MIST, de Marquise.

– PFClean, de The Pixel Farm.

– Mistika, de SGO.

Probablemente para nosotros el software más atractivo para usar con la Element sea el español Mistika, que poco a poco y cada vez más sube como la espuma en todo el mundo. Una de las mayores pegas es que no es compatible con DaVinci Resolve, y parece ser que, por el momento, Blackmagic Design no tiene intención de hacer que esto sea posible. Probablemente se deba a que ellos ya tienen su propia controladora diseñada específicamente para la rapidez y eficacia en DaVinci, y si la Element fuese compatible con Resolve Lite podrías tener una sala de color con DaVinci capaz de trabajar a muy alto nivel sin que Blackmagic viese un duro. Ya veremos si lo sacan o no.

Deja una respuesta